¿El polígrafo se puede engañar?

Muchas veces se habla de personas que saben engañar hasta al mejor especialista en detección de mentiras. En guiones de películas y series de crimen o en libros de intriga se muestran maneras sofisticadas de evitar un resultado negativo. ¿Es posible esto?

Los antiguos tipos de polígrafos estaban basados sobre todo en el análisis de reacciones cutáneas del examinado. El síntoma de no decir la verdad sería un aumento de humedad de la piel. Una sudoración excesiva sugería un intento de mentir. A la hora de tomar mediciones de ese tipo era posible engañar la máquina de dos formas: causándose emociones esperadas o desviando los pensamientos a otro objeto.

El polígrafo de hoy en día garantiza un resultado concienzudo, ya que se basa en registros de la memoria. Si en el cerebro hay huellas de tal registro, no es posible que el polígrafo no lo detecte. Si no los hay, el diagrama no los muestra. La posibilidad de cometer un error surge únicamente en el momento en que la persona examinada está desequilibrada psíquicamente y no distingue la dicción de la verdad.

Hay que tener en cuenta también que aunque el polígrafo es prácticamente infalible, los resultados del examen con este no siempre son inequívocos. Un ejemplo puede ser la reacción emocional del presunto testigo a la foto del acusado, pues la habrá podido ver en el periódico y no durante el suceso. Por eso es imprescindible que el examinador sea una persona experimentada y tenga gran conocimiento sobre reacciones humanas y sobre lo que estas quieren decir.

La posibilidad de pillar a alguien mintiendo es muy atractiva. Un polígrafo de alta calidad permitirá conseguir la verdad hasta en un 98% de los exámenes.

A veces para detectar una mentira basta con una capacidad desarrollada de observación y una relación estrecha con otra persona. No obstante, cuando no estamos seguros de si la otra persona dice la verdad y sentimos gran necesidad de saberlo, vale la pena echar una mano de un especialista. Las empresas que se dedican a detectar mentiras se contratan más para detectar:

  • relación con el mundo criminal
  • pasado criminal
  • tendencia a tomar estimulantes y adicciones
  • fasta de cualificaciones de los candidatos para trabajar
  • infidelidad de la pareja o del cónyuge
  • persona responsable de un robo u otro hecho ilícito
  • posesión de arma ilegal
  • deslealtad del personal contratado
  • crimen en perjuicio de la empresa