Detector de mentiras

Detector de mentiras

¿En qué consiste el examen con polígrafo?

poligrafoEl polígrafo moderno (detector de mentiras) es un instrumento electrónico que registra reacciones fisiológicas del organismo de la persona examinada a la hora de contestar las preguntas del examinador. Estas reacciones son: tensión de la sangre, ritmo cardíaco, cambios de la resistencia eléctrica de la piel, ritmo respiratorio y actividad muscular. El examen con polígrafo no causa ninguna dolencia.

Los cambios en el transcurso de las reacciones fisiológicas registradas durante un examen con polígrafo son correlaciones de procesos emocionales fuertes. Cada emoción fuerte (que aparece entre otros en la comisión de un crimen) deja su huella persistente en la conciencia (sistema nervioso) del hombre. En el momento de tratar a una persona con un estímulo importante para ella (en forma de una pregunta o de una imagen) que hace referencia al hecho cometido se produce activación de la huella emocional “grabada” en el sistema nervioso, lo cual demuestran los cambios en el registro de los parámetros fisiológicos.

El examen es voluntario.

No se puede obligar a nadie a que se someta al examen. Al dar consentimiento para el examen la persona examinada firma una declaración correspondiente.

El examen con polígrafo tiene tres etapas.

Entrevista preliminar

Su objetivo es preparar a la persona examinada: ponerla al tanto del método y las preguntas de la prueba. En exámenes especiales se hace uso del método de la entrevista con análisis de la conducta.

Prueba con aparato

La prueba consta de 10-12 preguntas a las que la persona examinada contesta “sí” o “no”. Antes de que empiece el procedimiento se realiza una prueba cuyo objetivo es establecer cambios específicos de las reacciones fisiológicas de la persona examinada.

Entrevista final

Su objetivo es aclarar las causas de los cambios fisiológicos registrados eventuales después de hacer preguntas de prueba.

A base de la evaluación del comportamiento de la persona examinada y sus respuestas y después de un análisis detallado de las reacciones fisiológicas registradas, al cliente se le informa sobre su resultado.

Los exámenes realizados por un especialista bien preparado y con una gran experiencia garantizan una alta eficacia.

La duración del examen de una persona es de un promedio de 1,5 – 2 horas. En el examen participa la persona examinada y el entrevistador. Durante los exámenes familiares puede estar presente el cliente, sin embargo sólo como observador (sin posibilidad de comentar) y con consentimiento de la persona examinada.